domingo, 25 de octubre de 2015


Cómo ideas disparatadas
llegan a mi mente,
creando sueños efímeros,
de sonrisas elocuentes.

Que pasan un instante
de segundos o semanas,
siempre volando libres
de la lógica-matemática.

Sembrando semillas 
en mi mente y alma,
de dudas e ilusiones
cambiantes cada mañana.

Nuevas posibilidades,
locuras de adormilada,
que se plantea toda idea
si de razón no tiene nada.

Síndrome de soñadora,
inconformista, perturbada,
que de cualquier otra forma
viviría, en la más amargura
más amarga.
Publicar un comentario