viernes, 27 de noviembre de 2009

TRAZOS DEL ALMA

Una pluma,
un papel,
unos simples trazos,
unas ordenadas líneas
que reflejan mis rasgos.

Una mano que sube,
que baja, gira
y resbala,
una inquieta alma
que se agita,
se queja, se mueve
y protesta.

Un corazón que late
a un son extraño,
que no sigue canción,
melodía u orden
que no responde a la razón
pero sí a la emoción.

Una emoción desconocida,
un conjunto de emociones
mal repartidas,
desordenadas, confusas
por la falta de coordenadas.

Publicar un comentario