sábado, 9 de noviembre de 2013


Si hubiese palabras 
que explicasen lo que siento
se las llevaría el viento,
volando con prisa y sin aliento
hasta los confines del mundo
y hasta lo más profundo
de la caverna de 
lo inexplicable y lo eterno. 

Porque si hubiese palabras
se las llevaría el viento,
solo para decirte que hoy
estás si se puede más dentro,
rozando con tus manos,
con tus largos y fuertes dedos
de mí alma el epicentro,
mareado y perdido
en el diverso remolino
de emociones, recuerdos,
ideas y futuros sueños,
que giran sin rumbo
mezclándose entre ellas
 y trayendo nuevas al mundo,
y al mismo tiempo,
manteniendo tu lugar seguro,
hasta ese día lejano
en que tu decidas: 
abandonar el muro.

Publicar un comentario