martes, 18 de septiembre de 2012



Arena,
polvo y mineral.
Arena,
vacío y sequedad.

No hay nada
tras el cristal.
Ante las pupilas
todo un  mundo está
ante los ojos
que no alcanzan
a brillar,
ante la mirda
que perdió su luz
y no consigue
despertar.
Publicar un comentario