lunes, 28 de septiembre de 2009

Todo para ti

Varios paquetes,
todos para ti,
todos regalos,
para hacerte feliz.

Pobre luna,
que no recibe una nave,
pobre madre,
que no recibe un detalle
.

Los nuevos juguetes,
lo que había en los paquetes,
el consumismo que te invade,
los hace lo más importante.


Mientras, la luna sigue,
mirándote desde arriba,
sin adornos ni telescopios,
tan solo con sus ojos,
te sigue mirando,
te sigue tirando,
la cuerda al hoyo,
te sigue alumbrando,
la oscuridad de tu espacio.

Ella nunca,
te pide nada,
solo te regala,
pero no recibe,
ni la preciada palabra,
gracias.

La cual,
nunca se enfada,
lo que no significa,
que las lágrimas no sean calladas.

Publicar un comentario