martes, 30 de noviembre de 2010

CÁSCARA PROBLEMÁTICA

Las preocupaciones me envuelven

como la piel a la naranja,

difícil es no verla,

pero sin ayuda

no puede ser sacada.


Es dentro de ellas

que se encuentra mi alma,

mi yo verdadero

está detrás de la cáscara.


Dos solas manos

poco pueden hacer,

una persona sola

sufre para abrir una nuez.


Siendo la piel tan dura

parece que no vaya a caer,

y mientras ese dolor

no podrá desaparecer.


Mi alma atrapada

agota sus fuerzas,

incapaz de romper la cáscara

convive con la triste tristeza.


Publicar un comentario