viernes, 10 de julio de 2009

Noches

NOCHES


La luz desvanece
sube a lo alto la luna,
la casa enmudece
la gran luna aulla.

Trazos en papel
rasgar oyen mis oídos,
veo moverse el pincel
no soy yo quien lo guío.

Un pergamino desaparece,
una historia es contada,
muy lentamente
se va reflejando un alma.

Se levantan mis párpados,
parecen buscar algo,
a mis ojos de simple mortal
una página sigue en blanco.


Sonido en mis oídos,
nada a la vista,
se agudizan mis sentidos
hasta quedarme dormida.
Publicar un comentario